¿Por qué creer en Dios? ¿Por qué el mal, si Dios es omnipotente? ¿No es poco cristiano que la Iglesia sea tan rica? ¿Puedo ser cristiano sin la Iglesia? ¿Por qué es tan aburrida la misa? ¿Por qué confesar con un sacerdote y no directamente con Dios? ¿Por qué no tener relaciones sexuales antes del matrimonio? ¿Deben oponerse los cristianos a la pena de muerte? Nos llega un libro que ofrece respuestas a 200 preguntas reales como estas y además lo hace comunicando muy bien, con la eficacia de los 140 caracteres, como buen anzuelo para seguir profundizando en la materia.
Planteadas a modo de tuits, las preguntas se estructuran en 4 grandes bloques: Dios (el principio y el fin), la Iglesia (origen y futuro), tú y Dios (oración y sacramentos) y vida cristiana (fe y ética). Con prólogo del obispo de San Sebastián y apasionado tuitero, Mons. José Ignacio Munilla, el libro se completa con un índice temático y varios apéndices: libros de la Biblia, títulos eclesiásticos, tabla cronológica de papas, e indicaciones para la oración con un texto de la Biblia y para la reflexión sobre el día a través de la oración.
Se acaba de presentar en España. La traducción es de Jaime Noguera y lo edita en castellano la editorial San Pablo, porque en realidad estamos ante un texto que surge allende los Países Bajos. Su autor es el sacerdote holandés Michael Remery y se lo dedica a sus “otros autores”, el grupo de jóvenes JP2 que, con el nombre en honor de San Juan Pablo II, se reunió durante unos años, cada quince días, en la iglesia de Leiden (no muy lejos de Amsterdam). Se juntaban a pensar acerca de su fe, ningún tema era tabú, trataban a Dios de tú a tú, de tuit a tuit, y el resultado toma cuerpo ahora en este libro de gran frescura y utilidad pastoral, que nos muestra, de forma muy sugerente, como en el siglo XXI también entre los pucheros digitales anda el Señor.

Isidro Catela