Ya tenemos sobre la mesa el nuevo libro “del” Papa Francisco. En realidad, es una recopilación de sus entrevistas en los aviones papales, que ha recogido su estrecho colaborador, el P. Antonio Spadaro, S.J.
Con el título, de momento en italiano, “Adesso fate le vostre domande” (“Ahora hagan sus preguntas”), el libro tiene un prólogo del propio Papa, en el que Francisco destaca el gran valor pastoral que le otorga a las entrevistas. Merece la pena correr el riesgo de ser malinterpretado, merece el esfuerzo de superar la timidez. “Soy descarado, pero también un poco tímido”- afirma el Papa-. “Sé que debo ser prudente y espero serlo. Siempre rezo al espíritu santo antes de comenzar a escuchar las preguntas y responder. Y así como no debo perder la prudencia no debo perder tampoco la confianza. Sé que esto puede volverme vulnerable, pero es un riesgo que quiero correr”, afirma. “Las entrevistas para mí tienen siempre un valor pastoral. Si no tuviera esta confianza, no concedería entrevistas, para mí está claro. Es una forma de comunicación de mi ministerio”.
Las palabras del Papa ponen el dedo sobre la llaga. No basta con entender la comunicación desde una perspectiva meramente instrumental. Para la Iglesia es esencial comunicar en la medida en que forma parte de su genuina misión. No hay evangelización sin comunicación. Las entrevistas del Papa en el avión, tal y como las entiende Francisco, nos lo recuerdan ahora de forma muy oportuna. Esperamos la edición en castellano.