Mañana, sábado 1 de octubre, entra en vigor el Estatuto de la Secretaría para la Comunicación del Vaticano,  el nuevo ‘campamento base’ de la comunicación en el Vaticano creado  por el Papa Francisco para unificar los diferentes medios periodísticos de los que dispone la Santa Sede.

Como bien sabemos en la Fundación Carmen de Noriega, la comunicación es una de las realidades de nuestro tiempo que mayores cambios implementa, mayor diversificación ofrece y más prisa se da en modernizarse. Por ello la Iglesia debe moverse al compás y al ritmo de estos cambios pues corre el riesgo de que el tesoro que le ha sido encomendado guardar y transmitir – el mensaje de salvación – no llegue a las personas de nuestro tiempo.

El Papa Francisco, consciente de este hecho, instituyó el año pasado la Secretaría para la Comunicación que ahora publica sus Estatutos, con el objetivo de replantear el sistema de información de la Santa Sede que responderá así “cada vez mejor a las exigencias de la misión de la Iglesia” en “el contexto actual de la comunicación, caracterizado por la presencia y el desarrollo de los medios digitales y por los factores de interactividad”, tal y como exponía en su ‘Motu proprio’.

El Estatuto, que todavía no ha sido traducido al español, contiene 19 puntos y solicita a la nueva Secretaría, “unificar todas las entidades de comunicación de la Santa Sede para que todo el sistema responda de modo coherente a las necesidades de la misión evangelizadora de la Iglesia”. De esta manera quedan a su cargo:

  1. El Pontificio Consejo de las Comunicación Sociales
  2. La sala de prensa de la Santa Sede
  3. El servicio de internet vaticano
  4. La radio vaticana
  5. El centro televisivo vaticano
  6. L’Osservatore Romano
  7. La tipografía vaticana
  8. El servicio fotográfico
  9. La Librería editora del Vaticano
  10. La web institucional de la Santa Sede
  11. La titularidad y la gestión en las redes sociales de la presencia del Romano Pontífice (Facebook, twitter, Instagram, etc.)

Para dirigir y organizar todo este trabajo, se han creado 5 departamentos: Dirección de Asuntos Generales, Dirección Editorial, Dirección de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Dirección Tecnológica y Dirección Teológica-Pastoral. Así mismo, la Secretaría de la Comunicación contará con un consejo de 12 personas, presidido por su prefecto, Mns. Viganó y en diciembre estrenará un nuevo portal informativo con formatos audio, texto y vídeo en su formato más responsive (accesble desde cualquier dispositivo móvil y en diversos idiomas).

La accesibilidad de los periodistas a las comunicaciones y personalidades de la Iglesia Católica es uno de los hándicaps que ya tratamos en uno de nuestros post (“10 Consejos para intervenir antes las cámaras de televisión”) hace un tiempo y que sigue constituyendo un frente de trabajo y esmero. La configuración de este estatuto y de la Secretaria de Comunicación para el Vaticano supone un paso en la buena dirección en cuanto a la modernización de la comunicación de la Santa Sede.

Tanto la Secretaría para la Comunicación del Vaticano como sus Estatutos, siguen la senda marcada por el Papa Francisco expresada en su mensaje para la 50 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales: “Comunicación y Misericordia: un encuentro fecundo”, algo a lo que aludió el prefecto MnsViganó cuando en enero de este mismo año vino a España a presentar el ente que preside. El mensaje del Papa decía entre otras cosas que“el encuentro entre la comunicación y la misericordia es fecundo en la medida en que genera una proximidad que se hace cargo, consuela, cura, acompaña y celebra”. Para poder ejercer esa cercanía es necesario gestionar con excelencia los medios informativos que la Santa Sede tiene a su disposición, evitando multiplicarlos. En definitiva lo que se ha pretendido con la creación de esta nueva estructura.

monsenor-dario-edoardo-vigano_ecdima20150716_0002_3MnsViganó siempre ha estado vinculado al ámbito de la comunicación y del cine. Se doctoró en Historia del Cine y en Ciencias de la Comunicación, dos ámbitos que le apasionan.Tras su ordenación como sacerdote comienza a trabajar en la Conferencia Episcopal italiana, ejerciendo de profesor de ética y deontología de los medios de comunicación en la Universidad Católica del Sagrado Corazón de Milán. También desarrolló su labor como docente a través de la asignatura Semiótica de Cine y Audiovisual. Entre muchas de sus labores ha dirigido la Revista de Cine, ha sido asistente de investigación para la industria del cine de la Oficina Nacional para las Comunicaciones Sociales de la Conferencia Episcopal Italiana, tras formar parte del Consejo de la Fundación Experimental Centro Cinematografía. Además ha sido director científico del curso de formación en e-learning “ANICEC”, dirigido a los líderes de la comunicación y la cultura. Antes de ser prefecto de la Secretaría para la Comunicación fue nombrado director de la Televisión del Vaticano Center.